El Instituto de Innovación de Ibermática cumple 15 años

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  1060  veces

El presupuesto destinado a i3B para el bienio 2021-2022 marcado en el Plan Estratégico de Ibermática asciende a 30 millones de euros, un 15% más, siendo el más elevado con el que ha contado en su historia

El Instituto de Innovación de Ibermática cumple 15 años

El instituto de innovación de Ibermática, i3B, está de aniversario. Cumple quince años y lo hace con un peso cada vez más importante dentro de la compañía, en consonancia con la aceleración que se está produciendo en los procesos de transformación digital en empresas y entidades públicas. Así, el presupuesto destinado a i3B para el bienio 2021-2022 marcado en el Plan Estratégico de Ibermática asciende a 30 millones de euros, un 15% más, siendo el más elevado con el que ha contado en su historia. El Instituto de Innovación ha desarrollado cerca de 300 proyectos desde su creación en 2006, en los que han trabajado más de 80 investigadores, alcanzando un volumen de facturación total superior a 60 millones de euros.

El instituto de innovación de Ibermática, i3B, se fundó como sociedad sin ánimo de lucro, con capital 100% del Grupo Ibermática, con el objetivo de investigar nuevas formas de innovación en los procesos de los clientes, identificar y apoyar el lanzamiento de nuevos negocios, y contribuir al desarrollo económico y social como agente activo de innovación. Reconocida como una de las primeras unidades de I+D+i empresarial del país, en este tiempo ha ido creciendo y evolucionando a un ritmo que se ha visto incrementado en los últimos años por la irrupción de la nueva era digital.

Así, el incremento en el presupuesto para I+D+i impulsado por la compañía se justifica por el aumento de la actividad innovadora en el desarrollo de soluciones digitales y en el apoyo al nuevo ‘offering’, principalmente -aunque no exclusivamente- del área de Ibermática/Digital. A su vez, está soportado por el esperado crecimiento de actividad investigadora derivado del escenario ‘Next Generation’, del nuevo programa marco europeo Horizonte Europa 2021-2027 y de los esfuerzos presupuestarios en materia de innovación de las diferentes administraciones.

Además de en tecnologías maduras en las que la compañía viene trabajando como es el caso de ‘Analytics’, Inteligencia Artificial (IA), ‘DevOps’ o ‘Hibrid IT’, se acometerán otras asociadas a la Experiencia Digital de Usuario (DXP), el ‘BigData’, el Internet de las Cosas y a la Ciberseguridad. Asimismo, complementariamente, desde Ibermática trabajan en otras tecnologías que esperan que les permita el desarrollo de negocio en un medio plazo, entre las que destacan la Realidad Aumentada, la Realidad Virtual, tecnologías del Lenguaje-PLN, Biometria, Robótica Colaborativa o ‘Blockchain’; y dan pasos en otras novedosas desde el punto de vista del negocio como la Neurocomputación o el ‘Quantum Computing’.

Los mismos valores que en sus orígenes

A lo largo de estos tres lustros, i3B, miembro también de la Red Vasca de Ciencia y Tecnología, ha mantenido su misión y objetivos fundacionales, que siguen siendo vigentes en la actualidad. No obstante, en un escenario de mercado cambiante, cuando no convulso, con unos efectos muy acentuados en un sector como el de las TIC, y una evolución del Grupo Ibermática hacia nuevos escenarios empresariales, han exigido al instituto adecuarse a las nuevas necesidades del mercado y de la propia empresa.

Desde el punto de vista de las áreas de conocimiento y especialización, su identificación y creación han evolucionado de forma permanente ante las necesidades identificadas o previstas en el mercado, ya sea por los profesionales, por las solicitudes de los clientes, por las tendencias de negocio y la competencia, o por las estrategias institucionales, tanto europeas como nacionales o regionales.

Según el director de i3B, Iñaki del Río, “en un escenario de permanente cambio hemos mantenido un principio inamovible como leitmotiv de nuestra actividad: la búsqueda de una innovación sostenible y competitiva; sostenible, entendida no como un suceso, sino como un proceso consolidado en nuestra organización; competitiva, entendida no como un fin en sí mismo, sino como un medio para aportar valor a nuestra oferta y, a través de ella, a nuestros clientes y a la sociedad”.

“En mi equipo solemos utilizar la broma de que predecir es fácil, lo difícil es acertar. Y es que la realidad es tozuda: por mucho que nos esforcemos en intentar predecir las tendencias tecnológicas y, sobre todo, sus aplicaciones prácticas en los procesos empresariales, la realidad nos desbordará… y cada vez más rápido y más sorpresivamente. Aspiramos no ya a predecir, sino a estar preparados para asimilar, absorber y, en su caso, transformar y convertir en valor todo aquello venga”, asegura.

Cerca de 300 proyectos

Sólo en 2020, el Instituto de Innovación de Ibermática abordó una veintena de proyectos nuevos por más de 7,5 millones de euros, de los que la consultora TI lideró 6, centrados principalmente en ámbitos como la Industria 4.0, eHealth y sector asegurador, aunque participó en muchos otros que tienen que ver también por ejemplo con la educación, biotecnología o ciberseguridad, entre otros. En ellos, utilizó tecnologías como Analítica Avanzada, Inteligencia Artificial, Internet of Things (IoT), Blockchain o Realidad Virtual y Aumentada.