‘Servicio Wi-care’, el todo incluído del mantenimiento predictivo

Fecha de publicación
Cateogría del artículo I-care
Visualizaciones del artículo Leído  1915  veces

Con este nuevo servicio en su catálogo, I-care va a facilitar a las empresas la implementación de la tecnología 4.0.

‘Servicio Wi-care’, el todo incluído del mantenimiento predictivo

El proveedor de servicios industriales I-care pone a disposición de sus clientes el “Servicio Wi-care”, ofreciendo el proceso de monitorización inalámbrica de vibraciones como solución OPEX. 

Recientemente, la empresa I-care, especializada en mantenimiento predictivo y fiabilidad, ha realizado una investigación de mercado donde se señala que muchas organizaciones están dispuestas a dar el paso hacia la Industria 4.0. Sin embargo, en ocasiones, al tratarse de un proceso costoso y lento, siguen trabajando sin actualizar su plan de mantenimiento, siendo esta la principal razón por la que I-care ha querido lanzar su nuevo servicio.

“Estamos apostando por un modelo que ofrece a los clientes la posibilidad de implementar nuevas tecnologías de una forma mucho más rápida y sencilla” así lo asegura Pieter van Camp, CCO de I-care. “Nuestra investigación indica que a muchos agentes les gustaría invertir en herramientas de monitorización de vibraciones que trabajen en remoto. Es por ello que, un modelo OPEX resulta mucho más atractivo y accesible para todas aquellas empresas que requieren de una implementación a gran escala”.

En el “Servicio Wi-Care” los datos juegan un papel clave. En primer lugar, I-care ayuda a las empresas a seleccionar el método de recopilación de datos más adecuado para cada una de ellas. A continuación, los analistas convierten los datos en información útil y en KPIs que los propios clientes pueden consultar en dashboards. Van Camp afirma: “Gracias a estos informes de datos, los clientes pueden actuar de forma proactiva, reducir costes y aumentar los tiempos de actividad. Dado que el ‘Servicio Wi-care’ cobra según el uso dado, los clientes necesitan una inversión menor".

El ‘Servicio Wi-care’ elimina la inversión inicial necesaria para monitorizar los equipos, ya que sigue un modelo OPEX y por un coste cerrado se incluyen todos los procesos necesarios para realizar un análisis de vibraciones a remoto: suministro e instalación de la red y sensores contratados, análisis y realización de informes a partir de los datos recopilados, la garantía total del producto durante el contrato y el soporte adaptado a las necesidades de cada cliente.

Retos

La implementación de la monitorización inalámbrica siempre se ha enfrentado a muchos obstáculos, incluyendo la necesidad de una alta inversión, las complicaciones de ajustarse a la infraestructura y las constantes actualizaciones de la tecnología. Van Camp añade: “No hay que olvidar que la monitorización, la fiabilidad de los equipos de vigilancia, así como la calidad de los análisis y la prestación de servicios traen consigo muchos retos. Con el modelo OPEX, nuestro servicio no solo es fiable, sino también fácil de ampliar”.




Descargas